Los ProFlakes absorben 5 veces su volumen en agua. Son obtenidos mediante un proceso de descompresió

Los ProFlakes provienen 100% de la paja de cereales, pasando por un proceso industrial con el fin de obtener una homogeneidad y una neutralización de posibles gérmenes en el producto. Durante el proceso, los ProFlakes son paletizados a una temperatura de más de 95ºC y pasan por una compresión de 100 bares. Gracias a este proceso de compresión, los ProFlakes absorven unas 5 o 6 veces su volumen de agua.